jueves, 19 de julio de 2012

Manejo del Estrés Laboral


Manejo del Estrés Laboral

“Estrés es la respuesta no específica del organismo a toda demanda que se le haga”
 Hans Selye




Esta respuesta da origen a una serie de cambios físicos, biológicos y hormonales previa evaluación consciente o inconsciente de los factores denominados estresores.

Para simplificar el análisis de una situación diaria, podemos decir : una persona recibe señales tanto externas como internas y para mantener un cierto equilibrio reacciona. Esta reacción es la que permanentemente mantiene en funcionamiento los diferentes sistemas que regulan la interacción del hombre y su ambiente con lo que siempre el organismo humano va a generar un determinado nivel de
 estrés.

Cuando estas señales o estresores tanto internos como externos, incrementan su intensidad y el organismo no logra su manejo y/o equilibrio, y se acumula una determinada cantidad de energia que no se logra canalizar o sea no logra descargarse en forma adecuada, esta
 energía se canaliza sobre diferentes partes del organismo provocando patologías variadas en los distintos sistemas corporales.

TIPOS DE ESTRÉS

Dentro de lo que denominamos estrés aparecen dos clases : el eutrés y el distrés. 
El eutrés: cuando el organismo responde armónicamente respetando los parámetros fisiológicos y psicológicos de la persona, o sea cuando la energía de reacción ante los estresores se consume biológicamente y físicamente, estamos en presencia del denominado eutrés, o sea podemos decir es el estrés “bueno”, el necesario para que podamos seguir desarrollándonos como personas.
El distrés: estamos en presencia de lo que se denomina distrés o estrés “perjudicial” cuando el organismo no responde en forma suficiente a los estresores, o responde en forma exagerada, ya sea en el plano biológico, físico o psicológico, no pudiendo consumirse el exceso de energía desarrollada.

LAS FASES DEL ESTRÉS (DISTRÉS)

Dentro del desarrollo de lo denominado estrés, en su faz patológica o sea al que denominadosdistrés, se observan tres fases :
1.   1era fase o reacción de alarma
  1. 2da fase o estado de resistencia
  2. 3era fase denominada de agotamiento
 1era fase o reacción de alarma :

Cuando el organismo sufre una amenaza, se estimula el hipotálamo, que es el área del cerebro que produce “factores liberadores” que son sustancias que cumplen la función de mensajeros, llevando las señales de aviso, ( mediante el envío de sustancias), de haber recibido una alarma, a las distintas zonas del cuerpo. Una de estas sustancias es la hormona denominada ACTH (hormona adrecorticotropica) que viajando por el torrente sanguíneo llega hasta la glándula suprarrenal, haciendo que ésta produzca cortisona u otras hormonas denominadas corticoides. Otro mensaje o señal que va por la vía nerviosa desde el hipotálamo hasta la médula suprarrenal va a provocar la secreción de adrenalina.

2da fase o estado de resistencia:

Cuando la amenaza que percibe el organismo se prolonga en el tiempo (amenaza por agentes lesivos físicos, químicos, biológicos o sociales) puede ocurrir un equilibrio dinámico u homeostasis entre el medio ambiente interno y externo de la persona o una disminución en la capacidad de respuesta, debido al agotamiento de las glándulas del estrés. Si el organismo posee la capacidad suficiente para resistir durante mucho tiempo, no aparecerán problemas, de lo contrario, se avanzará a la tercera y última fase que es la de agotamiento

3era fase o de agotamiento:

El agotamiento del organismo por una situación prolongada de estrés, va a provocar un gran deterioro de las capacidades fisiológicas y con ello la enfermedad estrés ingresa a esta última fase denominada precisamente de agotamiento.
Las capacidades del organismo se reducen al mínimo y por lo tanto sucumbe fácilmente a los estresores tanto externos como internos.

EL ESTRÉS LABORAL



La Organización Internacional del Trabajo (OIT) define al estrés laboral en los siguientes términos :

 Esta enfermedad es un peligro para las economías de los países industrializados y en vías de desarrollo. Resiente la productividad, al afectar la salud física y mental de los trabajadores.”
En relación a las ventajas competitivas y cómo son influenciadas por el estrés la OIT sostiene que :” las empresas que ayuden a sus empleados a hacer frente al estrés y reorganicen con cuidado el ambiente de trabajo, en función de las aptitudes y las aspiraciones humanas, tienen más posibilidades de lograr ventajas competitivas.”
Cuando un trabajador se encuentra sometido a estrés tiende a abandonar su trabajo, por ese motivo algunas empresas suelen tener un alto índice de rotación. Otro estresor, puede ser el pensamiento que puede invadir al trabajador en cuanto a que no posee un firme estabilidad laboral y en cualquier momento puede perder su puesto de trabajo.
El estrés laboral puede ser : episódico o crónico. Es episódico por ejemplo, cuando se sufre el despido laboral y se lo denomina crónico cuando surge debido al ambiente laboral, la sobrecarga del trabajo, las alteraciones de los ritmos biológicos, las responsabilidades y decisiones muy importantes, etc..



SITUACIONES EN QUE SE PUEDEN DESARROLLAR EL ESTRÉS LABORAL

SITUACIONES EN QUE SE PUEDEN DESARROLLAR EL ESTRÉS LABORAL


Dentro de las organizaciones, son varias las situaciones donde el trabajador está expuesto a diferentes estresores que lo pueden llevar a sufrir estrés laboral. Las mismas son :

·         El ambiente laboral inadecuado
·         La sobrecarga de trabajo
·         La alteración de los ritmos biológicos
·         Las responsabilidades y decisiones muy importantes
·         La estimulación lenta y monótona
·         Las condiciones laborales inadecuadas.

El ambiente laboral inadecuado

Aquí aparecen los denominados “estresores ambientales” como podrían ser : iluminación deficiente, alto nivel de ruido o ruidos intermitentes, excesivo nivel de vibraciones, presencia de contaminantes químicos en la atmósfera, altas o bajas temperaturas, trabajos en altura de alto riesgo, trabajos en instalaciones eléctricas, atmósferas mal ventiladas, trabajos en máquinas de alto riesgo (balancines, cizallas, prensas, etc.). Los estresores ambientales exigen al trabajador una doble adaptación : física y psicológica.


La sobrecarga de trabajo


En esta situación el estrés se produce por una sobre-estimulación. Aparecen exigencias psico-sensoriales violentas, simultáneas, numerosas, persistentes y variables. Se suele presentar en actividades como las de : controladores aéreos, obreros en cadenas rápidas y complejas; trabajadores sometidos a cambios continuos y abundacia de información; víctimas de catástrofes, emigrados; empleados que deben ingresar información a sistemas de computación. El estrés que se genera por sobre-estimulación produce: tensión nerviosa, fatiga, irritabilidad, crisis de decisión, ansiedad, confusión , embotamiento, desconcentración.

La alteración de los ritmos biológicos

En este caso se alteraría el ritmo del ciclo circadiano y traería como consecuencia alteración de las constantes biológicas que provocarían la aparición del estrés. Estos cambios requieren un esfuerzo adaptativo con lo que se genera: irritabilidad, disminución de la concentración, trastornos en el sueño, fatiga, ansiedad y modificaciones problemáticas en las relaciones sociales, conyugales y sexuales. Este caso se podría dar en : trabajadores nocturnos, pilotos de líneas aéreas y azafatas; controladores aéreos; personal sanitario; personal de seguridad; trabajadores del transporte; diplomáticos; atletas profesionales,etc.

Las responsabilidades y decisiones muy importantes

Es el estrés que se puede dar en personas que desarrollan tareas jerárquicas muy importantes con un alto grado de responsabilidad como podrían ser aquellos que tengan responsabilidades numerosas y variables; los que desarrollen un trabajo intelectual excesivo, los que se encuentren sometidos a tensión psicológica contínua, los que trabajen en áreas donde exista una alta inseguridad en el trabajo; los que trabajen en sectores donde se imponga una alta competitividad; los que trabajen bajo una constante presión para lograr alta eficacia; los que trabajen siempre contra el reloj; los que se deban adaptar permanentemente a situaciones nuevas con datos inestables, etc.
Aquellos que deban trabajar en las situaciones antes indicadas pueden padecer estrés acumulando factores de riesgo para su salud y se pueden sentir agotados físicamente, con diversas manifestaciones psicosomáticas, trastornos del sueño, disminución del deseo sexual, impaciencia, pérdida de la iniciativa, dificultad en la toma de decisiones, adicciones, etc.
 La estimulación lenta y monótona:

Este caso se puede dar en obreros no calificados surgido por malas condiciones de trabajo; salarios bajos; una alimentación inadecuada e insuficiente; la ausencia de perspectivas de progreso; las pocas posibilidades de recreación; la presencia de una inestabilidad laboral por renovación de equipamientos o cambios en los procesos de producción; nueva disposición en las líneas de montaje, etc. . Si se analiza el estrés desde una óptica organizacional a los efectos de prevenirlos se pueden visualizar los estresores extra-organizacionales, y los intra-organizacionales


LA PREVENCIÓN DEL ESTRÉS LABORAL EN LA PERSONA




Recuerde que:

Toda persona que desarrolle tareas dentro de una organización debe conocer los aspectos básicos para protegerse de sufrir un elevado nivel de estrés entre los cuales se indican los siguientes:

  • Tome conciencia de los medios que dispone para protegerse de los riesgos que encierra su trabajo.
  • Capacítese, infórmese sobre los peligros del estrés elevado.
  • Mejore sus relaciones interpersonales
  • Evite mezclar entre los factores personales y los laborales
  • Maneje adecuadamente su tiempo libre
  • Modifique su conducta emocional laboral
  • Detecte, reduzca y suprima los diferentes tipos de estresores
  • Sea realista
  • Tome lápiz y papel y escriba los motivos de estrés o preocupación
  • Escriba varias alternativas para la solución de su problema
  • Analice las ventajas e inconvenientes de cada solución y ordénelas de mejor a peor.
  • Intente llevar a cabo la más factible y satisfactoria
  • Si la primera solución no funciona utilice la segunda y así sucesivamente
  • Trate de quitarle la parte emotiva al problema
  • Defina prioridades.
  • Desacelere sus actividades
  • Organice lógicamente su tiempo
  • Desarrolle estrategias de enfrentamiento del estrés.
  • Cambie su comportamiento en el trabajo.
  • Modifique su estilo de vida.
  • Realice una actividad física adecuada a su edad.
  • Mantenga una dieta equilibrada.
  • Controle las adiciones (elimine el tabaco, reduzca el consumo de alcohol, etc.)
  • Practique técnicas de relajación y respiración.
  • Según el grado de estrés que esté soportando consulte con un profesional.
  • Según sea el nivel de estrés que esté soportando comience una terapia médica y/o psicológica


En relación con las preocupaciones:

Evalúe la importancia de su preocupación. La mayoría no tienen razón de ser.
Si la preocupación es constructiva, analice las diversas posibilidades de solución y adopte la más conveniente.
Si es destructiva, trate de olvidarse de ella, cuando lo invada desvíe su pensamiento hacia recuerdos agradables o busque rápidamente una tarea para realizar, manténgase ocupado.
Si es algo inevitable, acéptelo, si es algo que no puede cambiarse acéptelo, poner resistencia lo perjudicará.
No se deje atormentar por el pasado. Utilícelo como lección no como obsesión. Viva el presente


Autor: Ingeniero Francisco Pablo Saitta
Licenciado en Psicología

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada